2ª Temporada

1. ”Raindrops Keep Falling On My Head” (Sigue lloviendo sobre mi cabeza)

Para ser un buen cirujano hay que pensar como un cirujano; las emociones que perturban hay que tragárselas y entrar en una sala estéril donde el procedimiento es muy simple: cortar, suturar y cerrar. A veces te enfrentas a una herida que no cicatriza, una herida a la que se le saltan los puntos.

Dicen que la practica conduce a la perfección, en teoría cuanto mas pienses como un cirujano mas cirujano serás; cuanto mejor se te de ser neutral, clínico, cortar suturar cerrar, más difícil será cambiar el chip, dejar de pensar como un cirujano y recordar lo que se siente cuando piensas como un ser humano.

2. ”Enough Is Enough” (Suficiente es Suficiente)

Tengo una tía que cuando te sirve cualquier cosa, te dice: “Dime cuando”. Mi tía decía dime cuando, y nosotros no lo decíamos, no decimos cuando porque siempre existe la posibilidad de que haya más, más tequila, más amor, más de lo que sea, más es mejor.

Hay mucho que decir sobre el vaso medio lleno, sobre saber decir cuando; creo que es una línea borrosa, un barómetro de necesidad y deseo. Depende por completo del individuo y depende de lo que te estén sirviendo, a veces solo queremos probarlo, otras veces no hay suficiente, el vaso no tiene fondo y lo único que queremos es más.

3. ”Make Me Lose Control” (Hazme perder el control)

Los cirujanos son unos obsesos del control. Con un bisturí en la mano te sientes imparable, no hay miedo, no hay dolor, eres un gigante a prueba de balas, pero cuando sales del quirófano, toda esa perfección todo eso control se van a hacer gárgaras.

A nadie le gusta perder el control, pero cuando eres cirujano no hay nada peor. Es un síntoma de debilidad de no estar atento, y aún así hay veces en que no puedes evitarlo. Cuando el mundo deja de girar y te das cuenta de que tu pequeño bisturí no va a ayudarte, da igual que lo intentes evitar. Caerás, y da mucho miedo. Aunque hay una ventaja en la caída libre: que tus amigos pueden agarrarte.

4. ”Deny, Deny, Deny” (Negar, Negar, Negar)

La clave de la supervivencia cuando eres interno esta en negar, negar el cansancio, negar que tenemos miedo, negar que deseamos el éxito y lo mas importante, negar que negamos. Vemos lo que queremos ver y creemos lo que creemos creer, y funciona nos mentimos a nosotros mismos tanto que con el tiempo nos creemos nuestras mentiras. Negamos tantas cosas que ya no reconocemos la verdad.

A veces la realidad entra a escondidas y nos muerde el culo, y cuando el dique revienta solo te queda nadar. El mundo de los engaños es una jaula, solo podemos auto-engañarnos un tiempo determinado, nos cansamos tenemos miedo. Negarlo no cambia la realidad, antes o después tenemos que dejar de lado las negociaciones y enfrentarnos al mundo cara a cara con todas nuestras armas; cuando el dique revienta te espera un océano enorme, ¿pero cómo logras no ahogarte?

5. ”Bring The Pain” (Que venga el dolor)

El dolor adopta formas diversas: una punzada, una leve molestia… Dolor sin más, el dolor con el que convivimos a diario, pero hay un dolor que no podemos ignorar, un dolor tan enorme que borra todo lo demás, y hace que el mundo se desvanezca, hasta que solo podemos pensar en cuanto daño hemos hecho, como enfrentarnos al dolor depende de nosotros. El dolor hay que anestesiarlo, aguantarlo, aceptarlo, ignorarlo. Para algunos la mejor manera de enfrentarse a el es seguir viviendo.

El dolor solo hay que aguantarlo, esperar a que se vaya por si solo y a que la herida que lo ha causado cicatrice, no hay soluciones ni respuestas sencillas, solo hay que respirar hondo y esperar a que se calme. La mayoría de las veces el dolor puede aliviarse, pero a veces llega cuando menos te lo esperas, te da un golpe bajo y no te deja levantarte. Hay que aprender a aceptar el dolor, porque lo cierto es que nunca te abandona y la vida siempre lo acrecienta.

6. ”Into You Like A Train” (Voy hacia ti a toda máquina)

Se puede dividir a la gente en dos grupos: aquellos a los que les gustan las sorpresas y a los que no. A mi no me gustan las sorpresas. Nunca he conocido a un cirujano al que le gusten las sorpresas, porque en esta profesión hay que saberlo todo, cuando no es así la gente muere y llegan las demandas, ¿estoy divagando? Creo que si. Lo que quería decir, porque quería decir algo, no tiene que ver con las sorpresas, ni con las demandas, ni con las muertes, ni con los cirujanos. Esta es la cuestión: quien dijo ojos que no ven corazón que no siente, era un gilipollas, para la mayor parte de la gente que conozco no hay nada pero que no saber lo que ocurre. Bueno, vale; tal vez haya algo peor.

Si eres cirujano, debes conocer muchos detalles, debes saber que tienes lo que se requiere, saber como cuidar a los pacientes, y como cuidar los unos de los otros, a veces tenemos que intentar cuidar de nosotros mismos. Como cirujanos tenemos que saberlo todo, pero como seres humanos a veces es mejor no saber nada, porque cuando no sabes nada puede que sientas temor, pero te quedan esperanzas.

7. ”Something to Talk About” (Algo de lo que hablar)

La comunicación es una de las primeras cosas que aprendemos en la vida, es curioso que conforme vamos creciendo y asimilando palabras y aprendiendo hablar menos sabemos que decir o como pedir lo que queremos de verdad.

Al final no puedes evitar hablar de ciertas cosas, hay cosas que no queremos escuchar, a veces hablamos porque no podemos estar callados más tiempo. Hay cosas que exceden a las palabras, son productos de la acción, a veces hablas porque no hay alternativa. Otras cosas te las reservas y no siempre, pero de cuando en cuando, algunas cosas hablan por si solas.

8. ”Let It Be” (Déjalo estar)

En el instituto, en clase de literatura, tuvimos que leer Romeo y Julieta para subir la nota. La Señorita Snider nos hizo representar la obra. A Sam Scafarilo le tocó Romeo y a mí, cosas del destino, Julieta. Las demás estaban celosas, pero yo tenía otra opinión. Le dije a la Señorita Snider que Julieta era idiota; se enamora del único que no puede tener a su lado y después culpa al destino a su propia decisión. La Señorita Snider me dijo que cuando el destino se cruza en tu camino, a veces no tienes alternativa. A los 14 años ya tenia muy claro que el amor como la vida es fruto de las decisiones y el destino no tiene nada que ver. A todos les parece tan romántico Romeo y Julieta, el amor verdadero que pena, si fue tan tonta como para enamorarse del enemigo, tomar veneno e irse a dormir a una cripta, se merecía lo que le pasó.

Quizá Romeo y Julieta estuvieran destinados a unirse, aunque solo durante un tiempo. Luego pasó su momento, si lo hubieran sabido tal vez todo hubiera ido bien. Le dije a la Señorita Snider que cuando fuera mayor tomaría las riendas de mi destino, que no dejaría a ningún hombre arrástrame al abismo, y me respondió que si alguna vez sentía la pasión podía considerarme afortunada y que si la encontraba no nos separaríamos nunca. Yo sigo creyendo que el amor es una cuestión de decisiones. Hay que dejar a un lado el veneno y la daga y buscar tu propio final feliz, casi siempre. Pero a veces, a pesar de decidir lo mejor que puedes y de tus intenciones, el destino termina por ganar.

9. ”Thanks for the Memories” (Gracias por los recuerdos)

La gratitud, el agradecimiento, dar las gracias. No importa las palabras que utilices: todo significa lo mismo, felices. Todos deberíamos ser felices, dar gracias por los amigos, por la familia, alegrarnos de estar vivos, nos guste o no.

Puede que no tengamos que ser felices, puede que la gratitud no tenga nada que ver con la alegría, puede que ser agradecido signifique estar contento con lo que tienes, apreciar las victorias, admirar la lucha que implica seguir viviendo. Quizás estamos agradecidos por lo que nos resulta familiar y puede que por las cosas que no sabremos nunca. Al final del día el simple hecho de tener el valor de no derrumbarnos, es suficiente motivo para celebrarlo.

10. ”Much Too Much” (Más que demasiado)

En la infancia eran los dulces de Halloween; te escondías de tus padres y comías hasta ponerte malo. En la universidad era la peligrosa combinación del tequila y bueno… ya sabéis. En la cirugía hay que disfrutar de los buenos momentos, porque no suele haber tantos como desearías, lo bueno no es siempre lo que parece. Abusar de cualquier cosa, incluso del amor, no es conveniente.

¿Cómo sabes cuando demasiado es demasiado?, ¿demasiado pronto?, ¿demasiada información?, ¿demasiada diversión?, ¿demasiado amor?, ¿demasiado que preguntar?, y… ¿cuando es demasiado para soportarlo?

11. ”Owner of a Lonely Heart” (Corazones solitarios)

Hace 40 años los Beatles hicieron una pregunta muy sencilla al mundo. Querían saber de donde procedía tanta gente sola. Mi última teoría es que gran parte procede de los hospitales, mas concretamente de la unidad de cirugía. Los cirujanos ignoramos nuestras necesidades para atender las de nuestros pacientes, ignoramos a nuestros amigos y a nuestras familias para poder salvar a los amigos y a las familias de los demás. Al final lo único que nos queda somos nosotros mismos y nada en este mundo puede hacerte sentir más solo.

Hace 400 años otro ingles muy conocido dio su opinión sobre la soledad: John Donne. Él pensaba que nunca estábamos solos, claro que no puedo compararme a él. El hombre no es una isla, es un continente. Lo de la isla quería decir que todo el mundo necesita a otra persona para apoyarse, para saber que no estamos solos y quien dice que ese alguien no pueda tener 4 patas, alguien con quien jugar o con quien correr o con quien simplemente estar.

12. ”Grandma Got Run Over By A Reindeer” (A la abuela la atropelló un reno)

Es una leyenda urbana pensar que el índice de suicidios aumenta durante las fiestas; en realidad disminuye. Los expertos creen que la gente piensa menos en suicidarse cuando esta rodeada de su familia. Irónicamente se cree que esa unidad familiar es el motivo por el que las depresiones aumentan durante las fiestas. Bueno vale, Izzie no cuenta.

Un viejo proverbio dice que no puedes escoger a tu familia, aceptas lo que te ha deparado el destino, y te guste o no, la quieras o no, la entiendas o no, la aceptas. Pero una escuela de pensamiento afirma que la familia en la que naces solo es un punto de partida. Te alimentan, te visten y cuidan de ti, hasta que estás listo para adentrarte en el mundo y encontrar tu propia tribu.

13. ”Begin the Begin” (Desde el principio)

Gracias al calendario volvemos a empezar todos los años. Sólo hay que esperar a Enero. La recompensa por sobrevivir a la Navidad es el año nuevo que viene acompañado de los tradicionales buenos propósitos, dejas atrás el pasado y vuelves a empezar. Es difícil resistirse a la oportunidad de empezar de nuevo, de dejar tus antiguos problemas a un lado.

Quien decide cuando acaba lo viejo y empieza lo nuevo no es un día del calendario, ni un cumpleaños, ni un nuevo año. Es un acontecimiento grande o pequeño algo que nos cambia que nos da esperanzas. Una nueva forma de vivir y contemplar el mundo, para dejar marchar los viejos hábitos, los recuerdos. Lo importante es saber que siempre se puede volver a empezar, aunque también es importante recordar que entre todo lo malo siempre hay cosas a las que merece la pena aferrarse.

14. ”Tell Me Sweet Little Lies” (Miénteme)

A los médicos se les enseña a ser escépticos, porque los pacientes casi siempre mienten. La regla es que todos los pacientes mienten, mientras no se demuestre lo contrario. Mentir está mal, eso nos dicen constantemente desde que nacemos. La sinceridad es la mejor cualidad, la verdad te hará libre, no mentiras y esas cosas. Lo cierto es que a veces hay que mentir. Nos mentimos a nosotros mismos porque la verdad es muy dolorosa.

Por mucho que intentemos ignorarlas o negarlas, las mentiras caen por su propio peso nos guste o no. Pero la verdad de la verdad es que duele, así que mentimos.

15.  “Break on through” (Cruzando la línea)

En cirugía hay una línea roja en el piso que marca el punto donde el hospital pasa de ser accesible, a estar restringido para todos, pero en especial a algunos. Cruza la línea sin autorización no es tolerada. En general, las líneas están ahí por una razón. Si eliges cruzar la línea lo tienes que hacer bajo tu propio riesgo.

Vemos una línea… y queremos cruzarla. Es quizá la emoción de negociar lo familiar por lo desconocido. El único problema es,  una vez que has cruzado, es casi imposible regresar. Si te las ingenias para cruzar de nuevo esa línea… Encuentras seguridad en cantidad.

16. “It’s the end of the world” (Ha llegado el fin del mundo)

Hay una mirada en los ojos de los pacientes. Hay un aroma, el olor de la muerte, una clase de sexto sentido. Cuando el gran más allá se dirige hacia ti, lo sientes venir. ¿Qué es lo que siempre has soñado hacer antes de morir?

17. “As we know it”  (Tal y como lo conocemos)

En los hospitales, dicen que uno sabe.  Uno sabe cuándo morirá. Para unos médicos, es una mirada en los ojos de los pacientes. Para otros, es un aroma. El olor a muerte. Hay quienes piensan que es una especie de sexto sentido. Cuando el más allá viene hacia ti, lo sientes venir. Sea lo que sea, es espeluznante. Porque, si lo sabes… ¿qué puedes hacer al respecto? Deja de lado el hecho de que estás muerto de miedo. Si supieras que hoy es tu último día sobre la Tierra… ¿cómo te gustaría pasarlo?

Si supieras que hoy es tu último día sobre la Tierra… ¿cómo te gustaría pasarlo?

18. “Yesterday” (Ayer)

Luego de pensarlo detenidamente y de muchas noches en vela… esto fue lo que decidí: No existen los adultos. Dejamos atrás lo vivido y nuestra casa, y dejamos atrás nuestra familia para formar la propia. Pero las inseguridades básicas, los temores básicos, y las viejas heridas maduran con nosotros. Y cuando pensamos que la vida y las circunstancias nos forzaron a convertirnos en adultos de una vez por todas…tu madre dice algo como eso. Maduramos, crecemos, envejecemos, pero, en general, seguimos siendo unos chiquillos, corriendo por el parque, buscando desesperadamente encajar.

Buscamos consuelo donde podemos encontrarlo. Y nos esperanzamos contra toda lógica, contra todo lo que nos dice la experiencia. Como niños nunca dejamos de albergar esperanzas.

Deja un comentario

26 comentarios

  1. asuuu los amoo0o!!!

  2. Cristinamoon1991

     /  11 noviembre, 2008

    Holaa! por cierto, y las demas reflexiones de la segunda temporada?

    porque solo están hasta el capitulo 14 :S

    1bsito!

  3. como???

    hay mas capitulos que no me he enterado…y me estoy asustando porque crei que era una fan y si hay mas me voy a desepcionar a mi misma!!!

  4. ademas quiero saber porque estoy escribiendo las reflexiones y no quiero que me falte ni una!!!

  5. Cristinamoon1991

     /  22 noviembre, 2008

    A ver… en la segunda temporada, hay 27 capitulos con sus reflexiones correspondientes, yo las tengo porque tengo los capitulos. Pero aquí solo hay hasta el capitulo 14 :S

  6. jes

     /  30 diciembre, 2008

    Faltan las demás reflexiones!!

  7. Enganchada

     /  29 agosto, 2009

    Capítulo 2×15: Cruzando la línea

    En cirugía hay una línea roja en el suelo que separa los lugares del hospital accesibles para todos de los que sólo lo son para unos pocos. No se puede cruzar sin autorización. Las líneas se trazan por algún motivo: para salvaguardar, para garantizar, para prohibir. Si decides cruzar la línea, lo haces por tu cuenta y riesgo. Entonces, ¿por qué, cuanto más ancha es la línea, más nos apetece cruzarla?

    No podemos evitarlo: vemos una línea y queremos cruzarla, quizá por la emoción que nos produce pasar de lo familiar a lo desconocido, una especie de reto personal. El problema es que, en cuanto cruzas, es casi imposible volver atrás. Pero, si consigues quedarte al otro lado, te sentirás mucho más seguro.

  8. Enganchada

     /  29 agosto, 2009

    Capítulo 2×16: Ha llegado el fin del mundo

    Evidentemente, este no es mi sueño. Ya os lo decía: no era mi sueño.

  9. Enganchada

     /  29 agosto, 2009

    Capítulo 2×17: Como si lo supiéramos

    En los hospitales, dicen que lo sabes, que sabes cuándo vas a morir. Algunos médicos dicen que es una mirada en los ojos de los pacientes. Otros dicen que es el olor, el olor de la muerte. Y otros creen que es un sexto sentido: cuando el más allá viene hacia ti, sientes sus pasos. Sea como sea, es escalofriante. Si lo sabes, ¿qué puedes hacer para evitarlo? Hay que olvidarse de que estás muerto de miedo. Si supieras que este iba a ser tu último día en la tierra, ¿cómo querrías pasarlo?

    Si supieras que este iba a ser tu último día en la tierra, ¿cómo querrías pasarlo?

  10. Enganchada

     /  29 agosto, 2009

    Capítulo 2×18: Ayer

    Después de considerarlo mucho y de muchas noches en vela, he llegado a la siguiente conclusión: los adultos no existen. Nos mudamos, dejamos atrás a nuestras familias y formamos la nuestra, pero las inseguridades de siempre, los miedos de siempre y las viejas heridas siguen creciendo en nuestro interior y, cuando creemos que la vida y las circunstancias nos han obligado a convertirnos, de una vez por todas, en adultos, tu madre te dice algo así. O algo peor, como esto. Crecemos, somos más altos, más mayores, pero, en general, seguimos siendo unos niños que corretean por el parque intentando encajar desesperadamente.

    He oído que es posible madurar, pero nunca he conocido a nadie que lo haya hecho. Sin padres a los que desafiar, rompemos las reglas que nos hemos impuesto, cogemos berrinches cuando las cosas no son como queremos, susurramos secretos a nuestros mejores amigos en la oscuridad, buscamos consuelo donde nos lo den, albergamos esperanzas contra toda lógica, contra toda experiencia… como los niños, que no abandonan sus anhelos.

  11. Enganchada

     /  29 agosto, 2009

    Capítulo 2×19: Qué he hecho yo para merecer esto

    A veces, hasta la mejor de las personas toma decisiones precipitadas: malas decisiones, decisiones de las que somos conscientes de que nos arrepentiremos a la mañana siguiente… Bueno, tal vez no del todo porque, por lo menos, nos hemos lanzado. Pero, aun así, algo en nuestro interior decide hacer una locura que sabemos que se dará la vuelta y nos morderá el culo, pero la hacemos de todos modos. Lo que quiero decir es que recogemos lo que hemos sembrado, nos devuelven nuestros actos. Es el karma y, lo mires por donde lo mires, es un asco.

    De una forma u otra, nuestro karma nos obligará a enfrentarnos a nosotros mismos. Podemos mirar al karma a los ojos o esperar a que nos ataque por la espalda. De un modo u otro, nuestro karma acaba encontrándonos. La verdad es que, como cirujanos, tenemos más oportunidades de que la balanza caiga de nuestro lado. Por mucho que lo intentemos, no podemos escapar de nuestro karma; nos persigue hasta casa. En realidad, no podemos quejarnos de nuestro karma; no es injusto, no es inesperado, sólo iguala la balanza. Incluso cuando estamos a punto de hacer algo, el karma siente tentaciones de mordernos el culo, aunque nos da igual: lo hacemos de todos modos.

  12. Enganchada

     /  29 agosto, 2009

    Capítulo 2×20: Las tiritas cubren las heridas de bala

    Los pacientes siempre les dicen a los médicos cómo harían su trabajo: “Póngame una tirita y mándeme a casa”. Es fácil sugerir una solución cuando no sabes mucho del problema, cuando no comprendes lo que se esconde tras él o no sabes lo profunda que es la herida. El primer paso para curarse es conocer exactamente la enfermedad, pero la gente no quiere oírlo. Hay que olvidar el pasado que nos trajo donde estamos, ignorar futuras complicaciones y optar por la solución más rápida.

    Como médicos, como amigos, como seres humanos, intentamos hacerlo lo mejor que podemos. Pero la vida está llena de giros inesperados y, justo cuando vuelves a sentirte seguro, la tierra que hay bajo tus pies se desplaza y caes al suelo. Si tienes suerte, terminas con heridas superficiales, heridas que pueden cubrirse con una tirita. Pero algunas heridas son más profundas de lo que parecen y requieren más cuidados. A algunas heridas hay que quitarles la tirita, dejar que respiren y esperar un tiempo para que se curen.

  13. Enganchada

     /  29 agosto, 2009

    Capítulo 2×21: Superstición

    Mi universidad tiene una estatua mágica. Existe la tradición de que los estudiantes froten su nariz contra ella para que les de suerte. Mi primera compañera de habitación creía en el poder de la estatua e insistía en que fuéramos a frotarnos la nariz antes de cada examen. Habría sido mejor que mi compañera estudiara: no pasó de segundo. Todos tenemos nuestras pequeñas supersticiones: si no es creer en estatuas mágicas, puede ser no pasar bajo las escaleras o levantarte con el pie derecho, tocar madera, en martes ni te cases ni te embarques… Lo que no queremos es ofender a los dioses.

    Las supersticiones vagan entre lo que controlamos y lo que no. Una moneda en el suelo: cógela y se irá el mal agüero. Nadie quiere desaprovechar la buena suerte, pero ¿ayuda decirlo treinta y tres veces? ¿Alguien los escucha? Y, si nadie nos escucha, ¿por qué nos molestamos en hacerlo? Recurrimos a la superstición porque somos lo bastante listos para saber que no tenemos todas las respuestas. La vida está llena de sendas misteriosas. No rechaces los amuletos, vengan de donde vengan.

  14. Enganchada

     /  29 agosto, 2009

    Capítulo 2×22: El nombre del juego

    Un buen partido de baloncesto puede hacerte vibrar. En él cuentan la gloria, el dolor y, por supuesto, las jugadas. Y luego están los juegos solitarios, los juegos en los que sólo participa uno. Jugamos a los juegos psicológicos para pasar el tiempo, para que la vida sea más interesante, para distraernos de lo que pasa en realidad. Hay personas a las que les encanta jugar, cualquier juego, y hay personas a las que nos gusta jugar tal vez demasiado.

    La vida no es un juego con público: ganar, perder, empatar. El juego evoluciona, lo queramos o no. Así que sigue, peléate con el árbitro, cambia las reglas, haz trampas, tómate un respiro y no olvides tus heridas, pero juega, juega, esfuérzate, juega rápido, con soltura y libertad, como si no hubiera un mañana. No se trata de ganar o perder, se trata de cómo juegues, ¿no?

  15. Enganchada

     /  29 agosto, 2009

    Capítulo 2×23: Blues para una desconocida

    La clave para ser un buen interno reside en las renuncias: a dormir, a los amigos, a una vida normal. Lo sacrificamos todo por un momento de gloria: el momento en que puedes llamarte cirujano con todas las de la ley. Hay días en que parece que los sacrificios merecen la pena y días en los que todo parece un sacrificio, y luego están los sacrificios que haces sin saber muy bien por qué los haces.

    Un sabio dijo una vez “Puedes tener lo que quieras si sacrificas todo lo demás”. Quería decir que no hay nada que no tenga un precio. Así que, antes de luchar, más vale que pienses cuánto quieres perder. A menudo, perseguir lo que deseas significa renunciar a lo que sabes que es correcto. Dejar entrar a alguien significa derribar los muros que has construido durante toda tu vida. Claro que los sacrificios más difíciles son los que no vemos venir. Cuando no tenemos tiempo de pensar una estrategia, de apartarnos o de calcular las bajas, cuando eso pasa, cuando la batalla nos escoge a nosotros y no al contrario, el sacrificio puede llegar a ser mayor de lo que podemos soportar.

  16. Enganchada

     /  31 agosto, 2009

    Capítulo 2×24: Caso de daños

    Vamos por la vida chocándonos contra lo que se nos pone por delante, astillando, rompiendo, hiriéndonos a nosotros mismos y a los demás. El problema es hallar la forma de controlar el daño que hemos hecho o que nos han hecho. A veces, el daño nos coge por sorpresa; a veces, creemos que podemos repararlo; a veces, ni siquiera vemos los daños.

    Todos estamos heridos; algunos más que otros. Llevamos el dolor a cuestas desde la infancia y, cuando crecemos, lo llevamos lo mejor que podemos. Al final, todos hacemos daño y luego intentamos repararlo lo mejor que podemos.

  17. Enganchada

     /  31 agosto, 2009

    Capítulo 2×25: 17 segundos

    Nos enseñan que hay siete pecados capitales. Todos conocemos los más importantes: gula, soberbia, lujuria. Hay un pecado del que no oímos hablar mucho: la ira, tal vez porque pensamos que no es tan peligrosa, que podemos controlarla. Quería decir que puede que no nos tomemos en serio la ira, y quizá es más peligrosa de lo que pensamos. Cuando se trata de comportamientos destructivos, la ira es el número uno.

    ¿Qué diferencia a la ira del resto de los pecados capitales? Lo cierto es que es sencillo: si pecas por envidia o soberbia, sólo te haces daño a ti mismo; con la lujuria y la avaricia, te hieres a ti mismo o a algún otro; pero la ira es lo peor, el padre de todos los pecados. La ira te lleva a cruzar los límites y, cuando lo hace, puedes llevarte a mucha gente por delante.

  18. Enganchada

     /  31 agosto, 2009

    Capítulo 2×26: Deterioro de la respuesta lucha-huída

    Los humanos necesitamos muchas cosas para sentirnos vivos: la familia, el amor, el sexo; pero sólo necesitamos una para vivir: los latidos del corazón. Cuando nuestro corazón está en peligro, reaccionamos de dos maneras: o salimos corriendo o atacamos. Hay un término científico para esto: luchar o volar; es el instinto, no podemos controlarlo, ¿o sí?

  19. Darwin

     /  16 marzo, 2010

    Fantastica la primera tempora !!! muy buena!! saludillos!!

  20. Debemos ser más comprensivos con los cirujanos , ellos lo dan todo , ponen todo de su parte para ayudarnos , ayudar a unos desconocidos que nunca antes en su vida habían visto……pero ellos lo dan todo…
    Son médicos , con una bata blanca , o un traje verde …..humanos cómo nosotros . A veces en nuestra desesperación los confundimos con ” Dios ” , pero el servicio que nos dan es mucho más tangible , real ….
    Quiero desde aquí “FELICITAR A TODOS LOS MÉDICOS Y CIRUJANOS DEL MUNDO ”
    (Qué sería de nosotros sino estuviérais ahí )

    Muchísimas gracias a todos !!!!!!!!!!!

    M.R

  21. MeritxellPatata

     /  4 mayo, 2012

    Y el capítulo 27?

  22. “Miénteme”
    Eso de la mentira es cierto… Aveces intuímos que es mejor o no decir nada o decir cosas que no son ciertas para evitar problemas mayores… no es que todo el tiempo debamos hacerlo pero es que hay quienes si uno les dice la verdad después quién los aguanta!

  23. laura

     /  6 mayo, 2013

    Q facilidad para explicar tanto en tan poco, me ha ayudado muchísimo, muchas gracias

  24. I blog often and I genuinely appreciate your content.
    This article has truly peaked my interest. I will take a note of your blog and keep
    checking for new information about once a week. I subscribed to
    your Feed as well.

  25. MSh

     /  11 junio, 2013

    Thx Cialis ! Follow us on twitter!
    @SGHespanol

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: