Cómo salir impune de un asesinato [Primera parte]


shonda-rhimes

Ríos de tinta han corrido desde el día en que se supo que Patrick Dempsey dejaba Grey’s Anatomy.

Por @victorcasas

El escándalo, como diría Olivia Pope, estalló horas antes de la emisión del capítulo 21, cuando a varios suscriptores de la Entertainment Weekly les llegó la revista y se encontraron con una entrevista en la que el actor confirmaba su salida del show.

Que se filtrara la noticia de la muerte del personaje en vez de perjudicar a la serie la benefició. Esa noche 9.55 millones de televidentes en Estados Unidos vieron el desenlace de McDreamy. Dos millones más que la semana anterior.

Por lo general Shonda Rhimes comenta en vivo, vía Twitter, los episodios de sus series. Esta vez fue la excepción. Prefirió desconectarse durante dos días porque sabía lo que se venía.

Blogs, páginas de chismes y hasta en la CNN se refirieron al tema. Palabras como Shonda, Derek, y Greys fueron tendencia mundial en Twitter. Hacía mucho tiempo un episodio de la serie y un giro en la trama no causaba tanto revuelo.

Con el paso de las horas la lluvia de críticas tomó las dimensiones de una tormenta tropical. En redes sociales los fans le gritaban de ‘perra’ en adelante; y más de uno prometió que dejaría de ver no solo Grey’s Anatomy, sino cualquier otra serie en la que ella estuviera involucrada. Al momento de la publicación de esta nota, 102.337 personas habían firmado una petición en internet para que Derek fuera reincorporado en la historia.

Aunque por la reacción de los fans todo parecía indicar que las audiencias caerían en picada, en el episodio especial de dos horas que se emitió el pasado jueves, 8.74 millones de personas estuvieron conectadas a ABC.

Ahora solo restan dos capítulos para que termine la temporada y lo más probable es que Grey’s mantenga unos números aceptables, audiencias por encima de los 7 millones. La pregunta es ¿cuántos estarán dispuestos a seguir con el show durante un año más? Será en septiembre cuando sepamos la respuesta y podamos evaluar el verdadera daño causado por Shonda con su loquísima decisión.

¿Puede Shonda hacer lo que le da la gana? 

La respuesta corta es un sí.

Hace 11 años Shonda era una mindundi cuyo mayor logro había sido escribir el guión para un fracaso cinematográfico protagonizada por Britney Spears; y la secuela del Diario de la Princesa. Tan poca fe le tenían, que el piloto de Grey’s Anatomy lo estrenaron en ABC con seis meses de retraso. Quizá por eso hoy en día despierta tanta fascinación su meteórica carrera hacia la cima de la industria televisiva, porque nadie la veía venir.

En 2006, durante su segunda temporada, Grey’s se convirtió en un éxito rotundo. Las audiencias estaban por las nubes, alcanzando más de 20 millones de espectadores por capítulo. Las estrellas del show salían en las portadas de las revistas, y llovían las nominaciones para los premios de la industria. Shonda con su drama médico le trajo tantas ganancias a la cadena, que los ejecutivos no dudaron en apoyarla cuando propuso hacer un spin-off.

Aunque los números de Private Practice no eran tan buenos como los de Grey’s, el drama centrado en Addison Montgomery le permitió a ABC tener una programación sólida los jueves en la noche.

Shonda había metido dos goles en muy poco tiempo. Por eso volvieron a creer en ella cuando presentó el piloto de un nuevo show llamado Off The Map. Era otro drama médico, pero que se desarrollaba en medio de la selva suramericana. La serie protagonizada por la hija de la mismísima Meryl Streep vio la luz, pero no superó la primera temporada.

Uno pensaría que el fracaso la haría dudar, pero Shonda no parece ser ese tipo de persona. Una de sus cualidades, y a veces uno de sus defectos, es que se tiene demasiada confianza a sí misma y si algo no le sale bien simplemente sigue adelante. Por eso nadie se extrañó cuando un año más tarde presentó un nuevo piloto a ABC.

El arranque de Scandal fue muy similar al de Grey’s. Una primera temporada corta que sirvió más que para desarrollar tramas, para introducir personajes. El boom vino después.

El éxito de Scandal en su segunda temporada fue una cosa de ponerse a gritar. El ruido en redes sociales era impresionante y muy merecido, porque la trama fue una verdadera locura con un giro tras otro que le impedía al televidente dejar de mirar. Ese año la revista TIME, nombró a Shonda como una de las 100 personas más influyentes del mundo, y The New York Times, el diario más importante de Estados Unidos, le dedicó un gran especial en el que se preguntaba cómo era posible que siguiera anotando hits en una época en la que las cadenas de network estaban en crisis.

El año pasado Shonda vendió otro show y se adueño por completo del horario estelar de los jueves en ABC. Aunque How to get away with a murderer no fue precisamente escrita por ella, y solo es su productora ejecutiva, la cadena la promocionó como su más reciente proyecto y la idea caló entre los televidentes. El show se despidió el pasado febrero con 9 millones de espectadores y una renovación segura para su segunda temporada.

Es por todo lo anterior que Shonda Rhimes puede tomar decisiones tan importantes como prescindir de una de las estrellas más importantes de la cadena, sin que los ejecutivos de la misma se interpongan en su camino. Porque los números aún están a su favor y en el fondo, para los que manejan la chequera, eso es lo único que cuenta.

Mañana en la segunda entrega de Cómo salir impune de un asesinato: Las indirectas de Shonda a Patrick Dempsey en sus dos últimos capítulos.

Deja un comentario

7 comentarios

  1. Inés

     /  7 mayo, 2015

    Yo firmé esa petición y la volveria a firmar.

  2. Yo también creo que si hay un bajón de audiencia se notará el año que viene. ¿Podremos diferenciarlo del bajón normal que sufren todas las series de un año a otro? Habrá que esperar a verlo.

  3. carol

     /  7 mayo, 2015

    Y por mucho que digan que todos morimos y no se que historia, justificando la muerte de Derek. Decir que la esperanza de vida que da Shonda kaja da pena, al igual que da pena que pa dar dramatismo a una serie tu único argumento sea darle todas las desgracias posibles a un mismo grupo de personas. Si han visto mas series, películas… De drama no siempre es necesario acudir a una catástrofe. Y ahí shonda demuestra que sigue siendo una cutre. Hizo un trabajo bueno por un tiempo, y la cutrelandia termino por salir. Porque tanto que dicen de Heilg etc. Esta señora también era una mindundidi y ahora va de diosa. Ella será la “dueña” de GA pero sin actores no funciona. Los fans no nos dejemos insultar la inteligencia, si fuera cualquier otra serie ya admitiríais que esta serie esta herida de muerte. Pero les duele por GA nos ha dado buenos momentos. Pero como shonda es una cutre convierto GA en un producto y ya esa serie no es ni lo que era de lejos. Si del reparto original quedan 4 por amor de dios

  4. marisa

     /  7 mayo, 2015

    La gente sigue viendo ANATOMIA DE GREY esta temporada porque no termina de crerselo y quiere ver que pasa con la historia…muchas de esas personas también lo ven para poder hacer una crítica de la deriva argumental con razones de peso como verse el capítulo. Será la próxima temporada cuando se vea el efecto. Pero hay algo que quiero expresar…LA AUDIENCIA PUEDE MANTENERSE PERO ANATOMIA DE GREY YA NO SE RECORDARÁ COMO SIEMPRE. Es decir…SHONDA puede mantener e incluso recuperar la audiencia con miles de artimañas, nuevos dramas que por puro morbo enganchan, vuelta de algunos personajes/actores que se fueron, incorporación de estrellas rutilantes…por lo que escucho entre mis amistades, y por lo que voy leyendo, la opinión mayoritaria es que GREYS tuvo que acabar antes y que cualquier “argumento” que se ofrezca a partir de ahora dista mucho de la idea y el mensaje original y está forzado por las circustancias…SE TUVO QUE EVITAR LA MUERTE DE DEREK…y como bien leo en el artículo SHONDA se lo ha cargado a gusto…son muchos los detalles donde se palma que sus últimos capis tienen mucho de desvirtuar al personaje y de vengarse de él.

  5. mariana

     /  7 mayo, 2015

    Carol, soy de Argentina y hay ciertos localismos que no termino de comprender y me gustaría saber qué significan o qué se quiere expresar con ellos como por ejemplo, la palabra “cutre” y “mindundidi”. Entiendo la idea pero no me quiero quedar con la duda… Gracias.

  6. Carol

     /  7 mayo, 2015

    Cutre significa algo con poco valor o pésimo. Y mindundi es una persona con poca relevancia o importancia. La verdad esque use un vocabulario un poco vulgar jajaja🙂

  7. mariana

     /  8 mayo, 2015

    Gracias por desasnarme Carol! Ahora sí comprendo todo: cuando el éxito se te sube a la cabeza, uno se cree con derecho sobre los demás. Y no lo digo por Shonda solamente; que aquí es tan responsable ella como los actores/actrices de la salida de los personajes de la serie…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: